Devocional 3 de Febrero 2018

ENTENDIMIENTO SEGÚN SU PALABRA


SALMO 119:169   Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; dame entendimiento conforme a tu palabra.

Con este versículo comienza la última parte del Salmo 119, la correspondiente a la letra Tau, y en ella encontramos por lo menos siete peticiones del salmista; hoy nos ocuparemos de la primera de ellas que corresponde al texto de referencia.

Al hablar de clamor se infiere una urgencia, una oración en voz alta que contiene solicitud de pronto socorro, y lo primero que pide el salmista es que ese clamor sea escuchado por Dios. A renglón seguido encontramos la segunda petición dame entendimiento conforme a tu palabra.

Podríamos pensar que para esa petición no había tanta urgencia, bueno o quizá menos que la que se expresa o quizá que el autor era muy emocional y dramático o tal vez demandante intenso, pero no, el contexto del Salmo nos habla de la excelencia de la Escritura de Dios y éste versículo lo que hace es resaltar la necesidad de clamar por entendimiento de acuerdo con Su Palabra.

Es posible que nuestras oraciones estén llenas de solicitud de favores un poco más tangibles, que la premura que nos haga clamar sea salud o cubrimiento de necesidades o restauración de relaciones o de pronto en intermediación por necesidades de otros. Hoy el Señor a través del texto nos insta a clamar, no a pedir tibiamente, sí, a clamar por entendimiento según su voluntad.

El entendimiento es mucho más amplio que la comprensión de la lectura; el entendimiento se refiere al discernimiento permanente para saber cómo obrar frente a cada situación a ajustarnos a lo que Su Palabra declara que es bueno y a actuar en consecuencia. Es maravilloso cuando leemos La Biblia y el Espíritu Santo en su bondad nos revela verdades, nos enseña, nos muestra el camino, pero hoy clamemos para que el discernimiento sea una constante en todas las áreas de nuestra vida.

REFLEXIÓN:
Necesitamos elevar nuestro clamor, cada día y frente a cada situación para que nuestro actuar sea conforme a su palabra. Escúchanos Señor.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.