Devocional 4 de Febrero 2018

LO QUE CREEMOS


SALMO 27:4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

Elsalmista en medio de la persecución que le causa temor, expresa a lo largo de este salmo la confianza en Dios y la seguridad que la situación adversa se resolverá; sin embargo lo sobresaliente de este versículo es su deseo de estar en la presencia del Señor, estar en la casa de Dios todos los días es el anhelo de su corazón por encima de ser librado de sus enemigos.

Lo más importante para David era lo que creía, era en quién estaba la fuente de su seguridad, antes de qué hacer para Dios era la presencia de su Espíritu en su vida y el anhelo de adorarle y vivir cada día una vida en su presencia.

Un claro ejemplo en el Nuevo Testamento lo encontramos en Marta y María, la primera afanada por hacer cosas para el Señor mientras la segunda se deleitaba en su presencia. El servicio de Marta se convirtió en un escollo para disfrutar de Su presencia. Ella equivocadamente creía que lo importante era lo que podía hacer para agradar al Maestro, no en lo que Él podía enseñarle si se postraba a sus pies como María.

No nos engañemos, lo importante no es lo que hacemos sino lo que creemos. No son nuestras obras mayores que lo que Él hace por nosotros.

REFLEXIÓN:
Que lo que hacemos, llámese ministerio, buenas obras o servicio no nos aleje de lo que creemos y del deleite de estar en Su presencia cada día.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.