Devocional 5 de Marzo 2018

NO ES MI SABIDURÍA


ISAÍAS 29:14   Por tanto, he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de sus sabios, y se desvanecerá la inteligencia de sus entendido

Este versículo del Antiguo Testamento es citado por Pablo en 1a Corintios 1:19 para instruir a los corintios, y a nosotros, acerca de la sabiduría humana frente a la obra redentora. El mismo Señor Jesucristo en Mateo 11:25 da gracias al Padre por la revelación de su ministerio a aquellos que como niños dependientes y sinceros, desprovistos de sabiduría humana, deciden creer y aceptar la salvación.

No es extraño escuchar o leer de personas con un gran acervo de conocimientos que se declaran incapaces de entender la obra redentora o la revelación de Dios a través de La Escritura. Es que El Señor reservó este privilegio para aquellos que deciden creerle y dejarse guiar por el Espíritu Santo.

La sabiduría humana no nos guía a Dios, no nos da discernimiento, tampoco es el medio para entender Su Palabra y menos nos permite el conocimiento del Señor y Su grandeza. La única manera es por la revelación de Su Santo Espíritu. El intelecto humano no tiene participación en la redención. Es por Su Gracia, no por mi humana sabiduría.

REFLEXIÓN:
Útil es recordar 1a Corintios 3:19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios: pues escrito está: “Él prende a los sabios en la astucia de ellos” Muchas veces la sabiduría humana es solamente sagacidad arrogante..


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.