Devocional 6 de Noviembre 2017

EMBAJADORES


2ª A LOS CORINTIOS 5:20 “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.”

La definición de embajador es: Persona de mayor rango diplomático que representa a un gobierno ante otros estados.

El término connota un cargo de gran responsabilidad lo que supone el cumplimiento de algunas condiciones particulares, entre otras: El conocimiento del estado que representa, la preparación acerca de sus funciones, una presentación personal pulcra, vocabulario cortés y adecuado, representar su nacionalidad a través de su lenguaje, costumbres y cultura, obliga a un desplazamiento fuera de su zona de desempeño habitual.

El Nuevo Testamento emplea de forma metafórica el vocablo embajador para referirse al representante de Cristo cuando lleva el mensaje de reconciliación.

En el texto citado, Pablo se apropia del término para referirse a él y a Timoteo y así ilustrar de forma práctica cómo el ministerio de la reconciliación debe ser anunciado por quienes ya se han reconciliado con Dios, porque a ellos se les encomienda ser portadores del mensaje de salvación que deriva en reconciliación con El Padre y con los demás.

La Palabra es viva y eficaz, es decir hoy es aplicable a nuestras vidas de tal manera que, usted y yo somos nombrados embajadores del Reino para representar a Cristo y dar el mensaje de reconciliación. ¡Gran honor! Y ¡Gran responsabilidad!

REFLEXIÓN:
Ser embajador del Reino requiere mostrar con nuestra vida que somos representantes de Dios, que debemos cumplir una tarea para la cual es necesario prepararnos en crecimiento espiritual, conocimiento de La Palabra y coherencia entre lo que decimos y hacemos. Que nuestra vida sea evidencia de la reconciliación con Dios y con mis semejantes. ¡Hagamos gala del honor conferido! ¡Asumamos el importante ministerio otorgado! ¡Buen día Embajador (a)!


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.