Devocional 7 de Septiembre 2017

POR AMOR A SU NOMBRE


3ª JUAN 7 “Porque ellos salieron por amor del nombre de Él, sin aceptar nada de los gentiles”.

Aunque muy breve, la tercera carta del apóstol Juan contiene tres temas de mucha importancia al interior de las iglesias: La hospitalidad, la fidelidad en el servicio y el orgullo.

El versículo siete hace referencia a los misioneros que habían salido de la iglesias recién conformadas, para anunciar el evangelio y quienes cumplían con “La gran comisión” por amor al nombre del Señor. Juan dirige su carta a un líder llamado Gayo, quien ha mostrado hospitalidad y servicio hacia ellos; le anima a seguir haciéndolo dando dos razones que deben motivar su actitud.

• Los misioneros no recibían nada de los gentiles: No era por orgullo, los gentiles eran el grupo objeto de la misión, entonces era contraproducente que fueran ellos los que sostuvieran la obra.

• La responsabilidad correspondía a la iglesia, al cuerpo de Cristo.

Las cosas no han cambiado: Hoy encontramos hombres y mujeres que por amor a Su nombre, han renunciado a su vida cotidiana, quizá de comodidad, para ir a núcleos humanos que necesitan oír y aceptar el mensaje de salvación. Algunos, los solteros, dejan a sus familias y otros van en familia a lugares ajenos a su entorno, unas veces lejos otras cerca pero siempre a ambientes diferentes al suyo lo que implica adaptación cultural, lingüística, fortalecimiento del control emocional al entablar nuevas relaciones o trabajar en equipo con personas de diferentes procedencias, asumir trabajos que requieren largas y arduas tareas, sufrir privaciones no solo de cosas que les gustan sino en algunos casos de las necesidades básicas, soportar persecución, rechazo, soledad, alteración de su fisiología por cambios climáticos, dietarios o ambientales, a lo que se suma la imposibilidad de hacer presupuestos debido a que dependen de los aportes de otros que a veces llegan pero otras veces no.

REFLEXIÓN:
Sí, nosotros que conocemos de su poder y su divinidad, no tenemos excusa para no ser sus embajadores en cada lugar Hoy, al igual que en la iglesia primitiva es nuestra responsabilidad sostener en oración, pero también en apoyo económico, a quienes han salido por amor a Su nombre a regar la semilla del evangelio. Que la vida de Gayo nos anime a ser parte activa de la obra misionera.


Escrito por:
Myriam Gonzales de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.