Devocional 7 de Noviembre 2017

SER APLICADO


1° CRÓNICAS 22:19ª “Poned, pues, ahora vuestros corazones y vuestros ánimos en buscar a Jehová vuestro Dios; y levantaos, y edificad el santuario de Jehová Dios, para traer el arca del pacto de Jehová, y los utensilios consagrados a Dios, a la casa edificada al nombre de Jehová”.

Generaciones anteriores usábamos el término ser aplicado para los estudiantes responsables, acuciosos, dedicados, que ponían su mejor esfuerzo y cuyo rendimiento académico era destacado.

Hoy la expresión ser aplicado ha cambiado por ser pilo, que a mi juicio desvirtúa un poco el significado restándole importancia a la dedicación para conferirle una mayor virtud al desempeño natural. Volvamos al original, ser aplicado.

La versión Reina-Valera 1995 cambia la palabra, poned, pues ahora vuestros corazones… por, aplicad, pues ahora, vuestros corazones… Aunque el sentido es ídem, el énfasis sí varía; es mucho más contundente decir aplicad, que poned, sobre todo cuando leemos el resto del versículo: a buscar a Jehová vuestro Dios. Levantaos y edificad el santuario de Jehová Dios.

Es interesante leer el orden de las acciones que David pide a los principales de Israel para la futura construcción del templo en cabeza de Salomón. Primeramente ser aplicados en la búsqueda de Dios; esto es ser acuciosos, constantes, fieles, dedicados, entusiastas; primero conocer de Dios para luego, sí, levantarse para edificar santuario.

Los estudiantes aplicados serán, con raras excepciones, los profesionales exitosos. De la misma manera los buscadores de Dios, los adoradores en espíritu y verdad, aquellos con una vida devocional fuerte (léase diaria y profunda) serán, después, ministros del Reino para Su gloria.

REFLEXIÓN:
Ser aplicado no es fácil, le tengo noticias, ser aplicado en el ámbito espiritual ¡tampoco lo es! Ser aplicado implica que dependemos de Él, que no somos autosuficientes, que requerimos su ayuda pero también su búsqueda, que es necesario cambiar hábitos, erradicar pecados, cumplir promesas, aumentar los tiempos y la profundidad de la vida de oración y del estudio de La Palabra. Él nos invita hoy a ser aplicados.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.