Devocional 8 de Noviembre 2017

SACRIFICIOS QUE AGRADAN A DIOS


HEBREOS 13:15-16 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios".

Los sacrificios, tema que ocupa un lugar muy importante en el Antiguo Testamento, es abordado por el autor de Hebreos de una manera diferente, innovadora y desequilibrante para los creyentes destinatarios de la carta. De hecho todo el libro tiene como propósito mostrar la supremacía del cristianismo sobre el judaísmo y por supuesto, no podía que darse este tema sin tratar.

En el capítulo final se hace una compilación y el autor recuerda acerca de los sacrificios, las características de los mismos, de los altares y de los sacerdotes, para entrar a hacer la recomendación de la nueva manera de presentar sacrificios al Señor.

• Ofrezcamos: Ya no el sacerdote, nosotros, cada uno, podemos presentarnos delante de Dios.

• Siempre a Dios: No en una ocasión específica, ahora el tiempo es siempre.

• Por medio de Él : El mediador es ahora el Señor Jesucristo, Sumo Sacerdote por excelencia.

• Sacrificio de alabanza : Ahora es la alabanza el sacrificio, no hay derramamiento de sangre, Cristo ya lo hizo una vez y para siempre.

• Hacer el bien y la ayuda mutua: Juntamente con la alabanza de labios el servicio, la bondad y el compañerismo son los sacrificios que agradan al Señor.

Es una bendición poder ofrecer permanentemente sacrificio al Señor con nuestra boca, que lo que hablamos, cantamos, proclamamos, enseñamos, respondemos, sea digno de ser presentado ante el trono como ofrenda agradable; que sumado a lo que decimos, nuestros actos hacia los demás sean de bondad, ayuda, cooperación; además de ser una bendición es el tipo de sacrificios que alegran el corazón del Padre.

REFLEXIÓN:
No tenemos que esperar al domingo para rendir alabanza al Señor. Que cada día nuestro hablar y hacer sea un sacrificio de adoración. Durante el día podemos, donde estemos, expresar nuestro amor y adoración a Él.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.