Devocional 10 de Enero 2018

CON VOZ DE ALABANZA


JONÁS 2:9 Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. 



Con este versículo el profeta Jonás cierra su oración de esperanza en Dios desde el vientre del pez que El Señor envió para recogerlo. No imagino un lugar menos apropiado que la cavidad abdominal de un enorme pez para elevar a Dios una oración y más ¡luego de tres días y tres noches!

Pero esta hermosa oración y específicamente este versículo el que hoy se nos da como fuente de profunda enseñanza. Jonás, con absoluta seguridad habla de un futuro, es decir está cierto que Dios le sacará en victoria; no refleja su situación calamitosa con quejas, por el contrario su tono y su intención son de alabanza; no se limita a prometer alabanza, también hace votos de sacrificios (Léase ir a Jerusalén a ofrecerlos, desplazarse, ir hasta donde toque) Jonás anhela resarcir su desobediencia con el cumplimiento de sus promesas. Reconoce, allí en la profundidad del pez y del mar que la salvación es solo del Señor.

Muchas de las situaciones difíciles que atravesamos son consecuencia de nuestras malas decisiones, pero ¡Ánimo! Dios está ahí, en medio de ellas, invoquemos su presencia con voz de alabanza aún en medio del dolor y la angustia, reconozcamos su grandeza y demos a Él la honra por su salvación y cuidado.

REFLEXIÓN:
Su misericordia y fidelidad permanecen a pesar de nuestra debilidad. Fortalezcámonos en la obediencia, la adoración, la gratitud y la alabanza.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.