Devocional 11 de Septiembre 2017

MATERIALES DE EDIFICACIÓN


PROVERBIOS 24:3- “Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará; Y con ciencia se llenarán las cámaras de todo bien preciado y agradable.”

Aún sin ser expertos en construcción sabemos que para hacerlo se requieren materiales y si tenemos la oportunidad de ordenar la construcción de nuestra vivienda pensaremos en los mejores, los de mejor calidad.

La metáfora usada por el proverbista hace referencia a tres materiales de excelencia, básicos para la construcción de nuestra vida, de nuestra familia, de los ambientes que seamos parte y de otros elementos que podríamos llamar de terminado o de ornato.  Hagamos una breve descripción de ellos:

Sabiduría: Habilidad de juzgar y actuar de acuerdo con la dirección de Dios (Introducción a Proverbios, Biblia Plenitud) Su principio es el Temor al Señor. Entendido como el amor que nos mueve a obedecer sus mandamientos; es la clave para alcanzar sabiduría. Los hebreos le denominaban también entendimiento y discernimiento y la definen como el arte de tener éxito, de hacer planes correctos para obtener los resultados deseados; eminentemente práctica, no teórica.

Prudencia: Prestar atención, respetar, comprender; sinónimo de discreción y ecuanimidad.

Ciencia: Sinónimo de conocimiento. Saber, observación cuidadosa de principios y leyes.

Bienes preciados y agradables: los anteriores elementos de construcción requieren ser complementados con virtudes que embellezcan, adornen; así pues podemos hacer una lista de éstos: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza son esos bienes preciados y agradables que dan cuenta del material que constituye nuestra vida.

REFLEXIÓN:
En la Escritura encontramos que la fuente de la sabiduría, la prudencia y la ciencia es el temor a Dios entonces tomemos de Él lo necesario para cada día construir, arreglar, resanar y dar cuenta de una vida según sus propósitos.


Escrito por:
Myriam Gonzales de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.