Devocional 11 de Febrero 2018

PRESENTÁNDONOS


ROMANOS 6:13b sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 

La pregunta formulada en Miqueas 6:6, Antiguo Testamento, es divinamente respondida con el versículo de hoy, del Nuevo Testamento; ¡La perfecta coherencia de La Palabra! ¡Gloria a Dios!

En el capítulo 6 de Romanos Pablo enseña acerca de la libertad que nos da el nuevo nacimiento, el pasar de muerte a vida nos libera de la esclavitud del pecado y nos saca de la muerte a la vida espiritual. El versículo 13 instruye qué hacer ahora: Presentarse personalmente a Dios y colocar lo que somos, cada miembro de nuestro cuerpo como instrumento de justicia.
¿Qué significa esta recomendación? Entre otras cosas: No presentar más ofrendas y sacrificios carentes de santidad o a cambio de una vida viva y recta en Él. Decidir entre continuar esclavos del pecado o servir como parte del cuerpo de Cristo.

Hacer de nuestros cuerpos, intelecto, dones y talentos herramientas para hacer el bien. Ser sacrificio vivo de alabanza, que el momento de aceptar a Cristo como Señor de nuestra vida sea un eterno presente, no un evento sino una práctica permanente de rendición. También connota la decisión de estar en pie de lucha contra nuestra propia naturaleza pecadora y egocéntrica. Es el centro de una verdadera adoración: Entregar lo que somos para su deleite y servicio.

REFLEXIÓN:
La pregunta ya no es ¿Con qué me presentaré ante el Señor? Sino ¿Es mi vida un sacrificio aceptable? ¿Soy olor agradable en su presencia? ¿Todo lo que Él me ha dado es instrumento para hacer lo correcto para Su gloria? ¡Adelante, presentémonos!


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.