Devocional 11 de Julio 2018

COMO CULTIVAR UN CORAZÓN PARA DIOS


SALMOS 119:9-16 9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. 10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. 11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. 12 Bendito tú, oh Jehová; Enséñame tus estatutos. 13 Con mis labios he contado. Todos los juicios de tu boca. 14 Me he gozado en el camino de tus testimonios. Más que de toda riqueza. 15 En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos. 16 Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras.

COMO REACCIONA David era un hombre conforme al corazón de Dios (1 Sam 13:14) Muchos de nosotros lo admiramos, aunque decimos: Yo nunca podría ser así.

Pero el Señor no ha reservado ese título para un solo hombre. Él quiere que todos lo busquemos como lo hacía David. Unos de nuestros problemas es la tendencia a enfocarnos solo en una parte de la historia. Tendemos a olvidarnos que el relato bíblico da un registro de toda la vida de David. Él tuvo que buscar al Señor de la misma manera que nosotros: poco a poco.

El siguiente paso es la meditación. No le dé demasiada importancia el tiempo, para decir que ya leyó la Biblia. Haga una pausa para pensar en lo que ha leído.

Hágase la pregunta: ¿Qué estoy descubriendo en cuanto a Dios?

El último paso es poner empeño. Es posible que su anhelo de Dios no se desarrolle de inmediato, pero recuerde que está buscando tener un corazón transformado que dure toda una vida, no una fugaz experiencia emocional.

REFLEXIÓN:
Continúe llenando su vida con el combustible que produce transformación: La Palabra de Dios, la oración y la meditación.


Escrito por:
Pastora: Luz Adriana Giraldo
ICC MIAMI

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.