Devocional 12 de Marzo 2018

ESPIRITU DE SABIDURÍA.


EFESIOS 1:17-18  Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos. 

La carta a los efesios es una de las que Pablo escribió en prisión; y como es su costumbre les cuenta de su oración por ellos y el motivo de la misma. En este caso: Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

No dudo que el apóstol conocía de otras necesidades de la iglesia de Éfeso, pero él sabía que todo lo demás es secundario; que lo primordial es lo que tiene que ver con la vida espiritual y que el resto es como dijo el Señor "es añadidura".

La petición es muy concreta:

* Que el Padre les dé espíritu de sabiduría y revelación: Es decir que el velo que impide el entendimiento de Su Palabra, leída o escuchada, sea corrido o quitado a fin de que la comprensión del mensaje sea claro.
* En seguida Pablo escribe el doble propósito de su petición: Para que conozcan la esperanza a la que Él los llamó: Es decir la grandeza de la salvación, la dimensión de la resurrección para vida eterna y sepan cuales son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos: El ser hechos sus hijos no es fácil de entender, que por su misericordia, por su gracia podamos llamarle Padre y además heredemos sus bendiciones y sus promesas; es tal la grandeza de este regalo inmerecido que se hace necesario la intervención del Espíritu Santo para poder comprenderlo.

REFLEXIÓN:
La oración de Pablo  debe ser la nuestra: Que sea el Espíritu de Dios quien nos dé entendimiento para comprender y vivir de acuerdo a Su Palabra y a nuestra condición de hijos; que nuestro testimonio sea tal que podamos llamarle Padre.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.