Devocional 12 de Octubre 2018

CONTENTAMIENTO EN TODO TIEMPO


FILIPENSES 4:11 "No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación."

El escenario desde el cual escribe el apóstol Pablo es la casa- prisión en Roma y la ocasión es la visita de Epafrodito, hermano en la fe de la iglesia de Filipos, quien ha llegado como portador de ayuda de su congregación.

Pablo expresa su gratitud y a la vez su profunda convicción de fe en el Salvador cuando en medio de las circunstancias adversas en las que se encuentra escribe este versículo y su confirmación en los dos siguientes: "Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

No es la satisfacción de sus necesidades físicas lo que produce contentamiento en Pablo; él se alegra en la paz dada por el Señor independientemente de las condiciones en las que se encuentre; encuentra en su salvación y relación con Cristo el verdadero y permanente motivo de seguridad; de ahí su contentamiento, palabra utilizada para referirse a satisfacción.

REFLEXIÓN:
La actitud y expresión del apóstol son un llamado a deponer nuestra preocupación por las necesidades temporales y quizá, nuestra queja permanente, por un contentamiento o gozo cualquiera que sean las circunstancias.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.