Devocional 13 de Noviembre 2017

A CAMBIO DE DISCURSOS…


1ª CORINTIOS 2: 4-5… “ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios”.


Pablo escribe a los corintios acerca del fundamento de la fe, les recuerda que en su visita no usó discursos elaborados por su propia sapiencia, que bien podía haberlo hecho, sino que se esmeró con mostrar la obra de Dios a través del Espíritu Santo, cuidando que la fe estuviera fundamentada en el poder de Dios. Él sabía bien cuán fácil es trocar la base de la fe.

No es un secreto que en la actualidad, con la gran afluencia de predicadores que gozan del don de la oratoria, es fácil dejarse deslumbrar por su fluidez y acudir de forma masiva a grandes convocatorias en búsqueda de reavivar el fuego del Espíritu o de encontrar el milagro o de dar salida a las emociones, confundimos u olvidamos que el fundamento de nuestra fe es el poder de Dios.

De la misma manera que el apóstol escribe a los corintios, hoy nos alerta acerca de los fenómenos religiosos que pueden confundir o desviar el propósito de La Palabra, ser cautos como serpientes y sencillos como palomas es un consejo del mismo Señor, aplicable en todas las ocasiones, no es el uso de la palabra lo que nos debe mover, es La Palabra hecha vida en cada uno; no se crece más ni se madura escuchando a grandes oradores o leyendo importantes instrucciones ni exponiendo u oyendo elaborados discursos; el crecimiento y la madurez no son resultado de una experiencia extraordinaria, son procesos graduales que involucran no solo oír y leer sino más bien creer, ser parte y andar en santidad.

Damos gracias a Dios por predicadores y evangelistas versados y eruditos pero ellos son solamente instrumentos en su mano, y sus discursos no son el fundamento de nuestra fe. Recordemos que es Su poder, a través de la obra del Espíritu en cada uno la verdadera y única razón de lo que creemos y motivo del fruto que lleguemos a mostrar.

REFLEXIÓN:
Hoy, estar alertas y cimentados en la Palabra a través de la oración y las disciplinas espirituales.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.