Devocional 14 de Septiembre 2017

NAAMÁN EL SIRIO


2°REYES 5:14 “El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio”.

Otro ejemplo de la inmerecida gracia de Dios es la historia de Naamán que reúne las siguientes características:

Naamán: General de los ejércitos de Siria, antigua Aram.

• Siria: Nación enemiga o por lo menos hostil con Israel. Por aumentar su poderío incursionaba en Israel para saquear, llevar esclavos e intimidar al pueblo.

• Dios, perfecto en sus planes permite que una joven que ha sido llevada cautiva se convierta en sierva dela esposa de Naamán. Ella lejos de sentir resentimiento deja que su fe en Dios se manifieste al indicar a su ama que en Israel, Dios, por medio de Eliseo el profeta puede sanar a su esposo.

Naamán, en su situación (la lepra era una enfermedad considerada como inmunda, contagiosa e incurable) y como hombre bajo autoridad acude a su rey para que él permita su viaje e influya para el éxito del mismo.

• De rey a rey es escrita una carta pero el rey de Israel no solo rechaza sino que se horroriza por la enfermedad y por el temor de otro motivo para la visita de Naamán.

El profeta indica al rey que envíe al general para su sanidad.

• Naamán, acostumbrado a ser reverenciado se encuentra con dos sorpresas:
o ¡Eliseo le envía instrucciones con uno de sus siervos!
o ¡Le indica que se lave siete veces en las sucias aguas del Jordán!

• Un momento de sentimientos encontrados: Ira por la descortesía y por lo que él consideró una humillación, la indicación del profeta; pero también su humildad al escuchar a sus subalternos y finalmente obedecer al profeta.

• Reconoce la grandeza de Dios y quiere agradecer su gracia sanadora con una ofrenda y una promesa: no volver a ofrecer sacrificios ni ofrendas a otros dioses: Sólo a Dios! La revelación y discernimiento tienen lugar en el corazón de Naamán. La obra del Espíritu Santo y la inmensurable Gracia. V.17-18

REFLEXIÓN:
Tan valiosa es esta manifestación de Dios que el Señor Jesús la trae como enseñanza en la sinagoga de Nazaret para mostrar que la gracia de Dios no tiene límites ni está sujeta a circunstancias. ¡Alabado sea El Señor!


Escrito por:
Myriam Gonzales de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.