Devocional 14 de Enero 2018

SABIDURÍA E INTELIGENCIA


JOB 28:28 He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia.

Humanamente hablando la sabiduría es la condición alcanzada o desarrollada por la acertada aplicación de la inteligencia; ahora bien, la inteligencia no solo hace referencia al plano intelectual; hoy por hoy se habla de diferentes tipos de inteligencia, según el sicólogo Gardner el paradigma de inteligencia única se desvirtúa ante su teoría de las inteligencias múltiples. Enuncia siete.

En cualquiera de sus manifestaciones la inteligencia y la sabiduría son regalos de Dios para el hombre y Él mismo da las claves para su adecuado ejercicio: Dos grandes principios citados en el texto de referencia, también en el Salmo 111:10, en Proverbios 1:7, 9:10, entre otros.

Es el primero de ellos El temor de Jehová, es decir la obediencia por amor a Él, la confianza reverencial, ante su soberanía, majestad, grandeza y gracia; no el terror ante un Dios tirano. El segundo es El apartarse del mal. O como lo expresa Proverbios el conocimiento del Santísimo; sí, la santidad, la pureza, el desechar la naturaleza pecaminosa y andar como santos, esto es como apartados por Él con un propósito.

Vanos son los esfuerzos humanos por alcanzar sabiduría e inteligencia lejos de Dios, se podrán acumular conocimientos y desarrollar habilidades, pero ese es otro tema.

REFLEXIÓN:
Reconocer que Dios es la fuente de la sabiduría y la inteligencia, que Él nos las da como regalo pero que solo serán desarrolladas según su voluntad si estamos alejados del mal, pecado y guardamos temor, obediencia por amor, ante Él.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.