Devocional 17 de Octubre 2018

LLUVIA ABUNDANTE


ZACARÍAS 10:1 "Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba verde en el campo a cada uno."

Pareciera un contrasentido el mensaje de Zacarías al pueblo de Judá. ¡Pedir a Dios lluvia en la estación tardía, cuando siendo primavera habría abundantes lluvias! Pero no, lo que el profeta quiere hacer entender es que Dios es el Señor de las lluvias aun cuando estas por su ciclo natural se deben producir; es recordarles que Él es Soberano y Señor de los ciclos de las estaciones, de los tiempos y los procesos.

Muchas veces damos por sentado que somos el objeto natural de sus bendiciones, que no necesitamos pedir y clamar por ellas, ¡que Él debe hacerlo! No podemos olvidar que somos sus hijos solamente por Su Gracia, que es Su misericordia la que nos sostiene y que es Su Santo Espíritu quien nos hace crecer y madurar en Él.

REFLEXIÓN:
Cada día debemos pedir, humildemente, que Él envíe sus lluvias de bendición sobre nuestra vida, nuestra casa, nuestra patria.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.