Devocional 19 de Julio 2018

CUANDO NOS SENTIMOS AGOTADOS


MATEO 11:28-30 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

EN QUE PIENSA CUANDO ESCUCHA las palabras carga y agotado estos términos nos hacen respirar hondo, ¿cierto? En este mundo acelerado y agobiado, la mayoría de nosotros hemos sentido el cansancio de llevar demasiado peso sobre nuestros hombros y demasiados compromisos. He aquí tres maneras de actuar frente a estos sentimientos:

1. RENDIRNOS A CRISTO. El Señor dice que vengamos a Él. Hay un tranquilo descanso en el hecho de rendir nuestras cargas al Señor. Sus manos son lo suficientemente grandes como para sostener todo lo que necesitamos que Él maneje. Si tratamos de controlar y administrar todo nos agotaremos y al final comenzaremos a abandonar nuestras responsabilidades.

1. DEPENDER DE CRISTO. El Señor nos invita a tomar su yugo y a dejarle nuestras cargas. Aunque al principio podamos entregar nuestras preocupaciones al Señor con facilidad, después de un tiempo podemos intentar tomar nuestra carga para intentar tratar de arreglar las cosas por nuestra cuenta. Pero a l hacerlo, obstaculizamos la solución que Dios quiere brindar y terminamos agotándonos. Solo Dios tiene el poder y el visón para llevar todos los asuntos a feliz término (Romanos 8:28).

1. CONFIAR EN CRISTO. ¿El Salvador nos desafía a aprender de Él. A llenar nuestra mente con la palabra de Dios, aumentar nuestra confianza en ÉL. Su yugo se volverá fácil y lo volveremos como lo más seguro y placentero. Cuando sabemos que nunca tenemos que llevar solos las cargas, estas se vuelven más livianas. ¿Qué pudiera perder por seguir a Cristo tomar su yugo y aprender de Él?

REFLEXIÓN:
Nada más que sus cargas de agotamiento, estrés y ansiedad.


Escrito por:
Pastora: Luz Adriana Giraldo
ICC MIAMI

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.