Devocional 19 de Marzo 2018

UN LLAMADO A LA ORACIÓN


COLOSENSES 4:2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. 

No es la primera ni la única vez que encontramos en La Palabra la recomendación de orar acompañada del modo para hacerlo; perseverar es también "orar sin cesar" u "orar en todo tiempo". Indica que la oración es una disciplina cristiana que requiere un ejercicio continuo.

es una disciplina cristiana que requiere un ejercicio continuo. Es posible que algunas veces tomemos la oración como una práctica superficial, ritual o rutinaria, también es posible que no oremos frecuentemente y solo nos dirijamos a Dios con frases cortas de pedidos y súplicas o en el mejor de los casos podemos tener una vida de oración activa; pues bien, para todos es la recomendación de Pablo que incluye tres aspectos importantes:

∞ Perseverar: es decir no dejar de hacerlo por ningún motivo. A veces las circunstancias que vivimos, las oraciones no contestadas, aún, minan nuestra fe al punto que el espíritu se desanima y deja de orar; esto solo evidencia falta de fe en el Señor.
∞ Velando en ella: Velar significa estar alerta, con los sentidos y la mente despiertos lo que indica un pensamiento renovado no aletargado por ningún motivo llámese rutina, pecado, contaminación mundana.
∞ Con acción de gracias: Sí, un corazón agradecido por cada manifestación de la gracia y la misericordia de Dios; a veces nuestra oración deja de ser la comunicación con Él para convertirse solo en un tiempo de "peticiones, quejas y reclamos" que no permite mostrar la gratitud que debemos al Padre; pensamos que solo debemos agradecer cuando contesta a nuestras peticiones según nuestros deseos, olvidando que Él responde lo que necesitamos en el tiempo preciso y no lo que queremos en nuestro tiempo

Es bueno revisar cómo estamos orando, si es que lo hacemos, preguntarnos si es un deleite que nos lleva a ser perseverantes, si es una práctica que involucra todo nuestro ser (mente, sentimientos, voluntad) y si es más que una larga lista de demandas.

REFLEXIÓN:
Orar es una estrategia ideada por el Señor para acercarnos a Él por tanto hacerlo es la oportunidad de expresarle nuestro amor y gratitud.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.