Devocional 21 de Noviembre 2017

EL SIGNIFICADO DE SER SEMEJANTE A CRISTO


ROMANOS 8:29 “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”.

Es verdad, parece ser una meta muy alta, llegar a ser como Cristo parece inalcanzable y lo es si lo consideramos desde nuestros propios esfuerzos para lograrlo; pero le tengo noticias ¡Fue el plan original del Creador para la humanidad! Plan que el pecado dañó e imagen de Dios que se distorsionó; otra noticia, el Plan de Salvación, que es la obra redentora del Señor Jesucristo incluye la restauración de la semejanza con Dios y el cumplimiento del propósito de ser creados para ser como Cristo.

Ser semejantes a Cristo significa desarrollar un carácter como el de Él, y desarrollar implica un proceso en el cual, si bien es cierto somos guiados por el Santo Espíritu es necesario ser protagonistas del mismo, decidir hacerlo (Efesios 4:22-32). Cuando tomamos la decisión, Él es quien produce el querer como el hacer.

Rick Warren en su libro “Una vida con propósito”, relaciona cuatro pasajes que compendian lo que el Señor quiere que hagamos para ser como Cristo:
Mateo 5:1-12: Las Bienaventuranzas.
Gálatas 5:223-23: El fruto del Espíritu.
1ª Corintios 13: La excelencia del amor.
2ª Pedro 1:5-8: Una Vida de crecimiento.

Ahora podemos ver porqué es un proceso en el cual El Señor nos permite participar activamente, Él no quiere individuos en serie, Él nos creó únicos en nuestra personalidad pero con el propósito de desarrollar el carácter del Primogénito en nosotros.
El Espíritu de Dios nos guía, ilumina, redarguye, enseña durante el proceso pero cada uno de nosotros debemos:

Obedecer, dejar nuestra antigua manera de actuar.
Renovar nuestra manera de pensar, permitir que el Espíritu cambie nuestra manera de pensar.
Hacer propio el carácter de Cristo, es decir una cotidianidad marcada por la justicia y la santidad.

REFLEXIÓN:
Que el verdadero significado de la imagen de Cristo en cada uno sea reflejado en nuestro carácter el cual se forma con la práctica de hábitos coherentes con La Palabra.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.