Devocional 22 de Septiembre 2017

RIQUEZA EN LA DIVERSIDAD


1ª CORINTIOS 12:29-30 “¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos?”

La iglesia de Corinto fue establecida por Pablo en su segundo viaje misionero. La ciudad en general descollaba por su inmoralidad y su idolatría. No era fácil que la iglesia estuviera ajena a estas influencias a lo que se sumaba la aparición de conflictos internos y las dificultades propias del crecimiento individual y eclesial; además los corintios tienen muchas preguntas de carácter doctrinal.

Pablo se entera del panorama un poco desolador de la iglesia y escribe esta carta con el triple propósito de abordar su situación, mediar en las divisiones que se presentaban y responder a sus preguntas; decide confrontarlos con su pecado, los guía a tomar medidas correctivas y aclara sus dudas para de esta forma coadyuvar en una genuina conversión.

Una de las aristas que causaba división en la iglesia era la de los dones espirituales dados por el Espíritu para su edificación; no habían entendido que éstos son capacidades dadas por Dios mismo a los creyentes para el crecimiento colectivo; en lugar de hacer crecer y unir a la iglesia, el tema y el ejercicio de los mismos se había convertido en piedra de tropiezo; se habían tornado en sinónimo de poder y jerarquía por tanto en motivo de rivalidades; su uso se había contaminado de orgullo o provecho personal.

Con las preguntas retóricas que aparecen en los versículos de referencia Pablo intenta llamar la atención sobre el tema. Quiere con ellas hacer entender que los dones no son jerárquicos, no son dados todos a unos solamente, no son para provecho personal. Todo el contexto indica que son regalo de Dios dados por su voluntad, que no hay dones superiores y dones inferiores y que son para servir a la iglesia, para ser usados en la edificación del cuerpo de Cristo.

REFLEXIÓN:
Cada uno de nosotros tiene dones espirituales dados por el Espíritu Santo; es posible que sea más de uno pero ninguno es superior a otro ni al de otros; que este regalo sea puesto al servicio de la iglesia con humildad y que sea motivo de gratitud al dador de la vida y de los dones.


Escrito por:
Myriam Gonzales de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.