Devocional 26 de Septiembre 2017

CENANDO CON ÉL


APOCALIPSIS 19:9 “Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.”

¿Alguna vez ha estado invitado a una cena muy, muy especial? Es posible que sí, pero esta cena de la que habla Apocalipsis es la más especial, anhelada e indescriptible. ¡Es la Cena de las bodas del Cordero! Y usted y yo estamos invitados y depende de nosotros aceptar o no.

Las bodas del Cordero son la manifestación final y eterna de la unión entre Cristo y la iglesia como su esposa. *Es claro que la novia no puede prepararse sino es con la ayuda de la Santísima Trinidad; el Padre que la elige, el Hijo que la salva y el Espíritu Santo que la santifica produciendo en ella fruto de justicia. 1ª Pedro 1:1; Filipenses 2:13. Corresponde a la iglesia preservar su vestidura blanca y sin mancha, Apocalipsis16:15, 2ª Corintios 5:3. * Apocalipsis II I.B.P.S. Misma autora.

Ser tenidos en cuenta como invitados es en sí misma una bienaventuranza, la cuarta de Apocalipsis en la que el Señor se asegura que sea escrita como promesa y ratifica su autenticidad con el sello de su declaración:Estas son palabras verdaderas de Dios.

Una vida de santidad y la perseverancia en la fe son la aceptación para la cena ¡Aleluya!

REFLEXIÓN:
No seamos inferiores a la altura de tan magna invitación ¡Qué nuestra vestidura de lino limpio esté preparada para la ocasión!


Escrito por:
Myriam Gonzales de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.