Devocional 27 de Diciembre 2017

JESÚS RECONOCIDO POR LOS DEMONIOS


MARCOS 1:24 diciendo: ¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios.
MATEO 1:34 Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían.

No son las única ocasiones en la que el Señor Jesucristo es reconocido por los demonios; en los evangelios podemos leer cómo al ser expulsados de quienes los poseían, declaraban, gritaban que los dejara o le increpaban por temor a ser destruidos.

Es interesante leer que los evangelistas incluyen estos pasajes, sin duda para ratificar la deidad del Señor y el reconocimiento que de Él hacia el maligno mundo espiritual. En esas ocasiones Jesucristo les ordena callar, les reprende, no les permite continuar con sus declaraciones acerca de su origen divino.

Es importante saber ¿Por qué el Señor los hace callar? Por lo menos cuatro argumentos pueden darnos luz sobre este asunto:

Si los demonios le reconocían llamándole Cristo, Santo de Dios, Hijo de Dios, Jesús de Nazaret, hijo de David, Él podía mostrar su autoridad divina sobre ellos, podía mostrar su poder sobre el oscuro mundo espiritual de Satanás.
Las enseñanzas, obras y milagros del Señor Jesucristo debían ser suficientes para mostrar a la gente que Él era el Mesías; no necesitaba “ayuda” del adversario para ser reconocido.
Satanás planeaba que Jesús fuera reconocido por sus obras de liberación para sembrar dudas sobre su origen y colocaba a sus demonios como portavoces para inducir a los liberados y a quienes presenciaban a seguirle por lo que hacía y no por quien era.
Jesús quería mostrar su mensaje salvífico de manera clara y contundente, no con sombras oscuras y voceros demoniacos. La verdad es enseñada por el Verdadero no por el mentiroso.

REFLEXIÓN:
¿Soy digno (a) de declarar el mensaje del evangelio? ¿Corresponde mi vida a la de un vocero aceptado por el Señor? ¿Preferiría Él que calle?


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.