Devocional 30 de Octubre 2018

RECORDANDO LAS PROMESAS


SALMO 119:49 "Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar".

El Salmo 119 es una exaltación a la Palabra de Dios, está formada por 22 estrofas de 8 versos cada una, correspondiendo cada estrofa a una letra del alfabeto hebreo. El versículo 49 es el primero de la séptima estrofa que corresponde a la letra (Zain); todos los ocho versículos aluden a la necesidad e importancia de recordar y proclamar la fidelidad, sobretodo en tiempos de angustia, de la Palabra dada por Dios.

El salmista está cierto, cree firmemente en La Palabra de Dios revelada en mandamientos, juicios, estatutos, ley y expresa cómo han sido para él consuelo en la aflicción, han renovado sus fuerzas en tiempo de desesperanza, han sido inspiración en su tiempo de alabanza, son su guía de vida diariamente. No recuerda solamente sus promesas, también sus enseñanzas.

La Palabra de la que hablaba el salmista es la misma que hoy conocemos y de la cual Pablo escribió a la iglesia de Roma y a nosotros: "Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza" Romanos 15:4.

REFLEXIÓN:
La Palabra de Dios es inmutable y es en ella en la que debemos esperar.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.